Páginas vistas en total

miércoles, 13 de agosto de 2014

Plan de autoprotección ante terremotos II

En mi anterior entrada sobre el tema intenté crear expectación y una respuesta activa (búsqueda de información y respuesta a las cuestiones propuestas). Ahora doy algunas respuestas a las interrogantes planteadas. Pero es de suma importancia que se lleven a cabo las recomendaciones.
Lo primero que debe saber es que un terremoto es un acontecimiento no predecible, así que no haga caso a los profanos en la materia que usan las redes sociales para predecir y alarmar.
RECOMENDACIONES ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE UN TERREMOTO
Desarrolle una conciencia de autoprotección-prevención para protegerse en todo tiempo y lugar (teatros, estadios, cines, restaurantes, centros comerciales, iglesias, grandes tiendas, salones, entre otras). Estudie el área minuciosamente para determinar dónde se protegerá en caso de ocurrir un terremoto y dónde se encuentran las salidas de emergencias, así como los medios de protección (extintores, mangueras, puertas antiincendios).
ANTES:
Conozca cuáles son las zonas más seguras de cada habitación de su casa o del lugar de trabajo.
Prepare un pequeño botiquín, una linterna, un silbato…. Y téngalo ubicado n un lugar conocido y lo más accesible (sería recomendable tener este material en cada habitación y cerca de la cama).
Comente todos los aspectos de este documento con su familia y, si es posible, con sus vecinos. Cuantos más sepan autoprotegerse, mayos será la protección colectiva.
Localice las llaves de paso y pruebe a cerrarlas. Haga lo mismo con el cuadro de electricidad y con la llave del gas (no está demás que se los enseñe al resto de miembros familiares. Haga los mismo en su lugar de trabajo.
Localice los extintores de su edificio y, si le es posible, aprenda a utilizarlos.
DURANTE:
Protéjase de cualquier objeto que le pueda golpear o cortar al caer (para ello sírvase de objetos como bandejas, carteras, un libro grande para poner sobre la cabeza y/o desplácese a la zona más segura de su habitación que ya eligió en el periodo previo al terremoto.
Ubíquese debajo de mesas, escritorios, camas, o resguárdese en un lugar resistente de la edificación. También se habla del “triángulo de la vida” son espacios junto a la mesa, respaldo del sofá, lado de la cama… donde se permanece en posición fetal. En caso de caída de planchas del techo, el objeto que tenemos a nuestro lado se convertiría en un lado de un triangulo formado por el objeto, el suelo y la plancha. Esta zona quedaría libre y te permitiría sobrevivir.
Aléjese de ventanas, espejos, vitrinas y puertas de vidrio.
Si el edificio es de varios pisos colóquese contra una pared interior y protéjase la cabeza con los brazos. Alejase de los balcones. Y utilice el lugar más seguro para su autoprotección.
DESPUÉS:
Sólo use las escaleras, porque puede quedar atrapado en los ascensores.
Aléjese de edificaciones, paredes, postes, árboles, cables eléctricos y otros elementos que puedan caer, también del mar porque pueden ocurrir grandes marejadas.
Cuando salga del edificio, aléjese de él y busque una zona diáfana. Antes de salir del edificio cerciórese de que no están cayendo cascotes. Después de salir del edificio, no vuelva a entrar por ningún motivo.
Si está en su vehículo deténgalo inmediatamente permaneciendo en él, lo mismo si está en un vehículo lleno de pasajeros.
Interrumpa los servicios de gas, agua y electricidad (los habrá localizado previamente).
No encienda fósforos, velas ni mecheros, porque de haber ruptura de la tubería de gas puede provocar una explosión. Si se producen incendios apáguelos si no ponen en peligro su vida ni la de ningún miembro de su familia. Para ello use los extintores y/o mangueras disponibles. Si no cuenta con ellos, use algún “medio de fortuna” como una manta o sábana mojada, cubo con agua, arena…
Encienda la radio de baterías para escuchar las recomendaciones de las autoridades y no haga caso de todo lo que le llega por las redes sociales o por el boca a boca.


Si tiene que andar sobre los escombros preste atención a lo que pisa y tenga cuidado al moverlos porque pueden estar soportando estructuras que se pueden caer.